Sin grandes alocuciones y en un acto excesivamente rápido, el ministro de Economía argentino, Amado Boudou, presentó este miércoles ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, el presupuesto de la nación para 2011.

Según el titular de la cartera, el crecimiento de la economía se estima en 4,3%, una inflación de 8,9% y una previsión del tipo de cambio de 4,10 pesos por dólar, según publica La Nación.

El encargado del erario trasandino dijo además que, en 2011, se utilizarán reservas para cancelar deudas por "US$7.509 millones de dólares".

De acuerdo con su exposición, se incluirá un artículo para la implementación del fondo de desendeudamiento, que permitirá pagar deuda por esa cifra con reservas excedentes del banco central.

Además, aseguró que "las erogaciones para la educación serán del 6% del PIB", en tanto que para el pago de deudas serán del 2%.