Buenos Aires. Argentina planea aumentar los pagos de fondos de pensiones estatales en 16,9% el 1 de septiembre, anunció este miércoles la presidenta, Cristina Fernández.

Con  esta medida, el incremento acumulado durante 2010 llega a 26,49%.

Según detalló Fernández, el costo anual de las jubilaciones será de unos 14.300 millones de pesos (US$3.600 millones). “No es un gasto, sino una inversión social", afirmó.

Además, los pagos de bienestar para familias con niños se elevaron 22,2% a 222 pesos mensuales por niño, lo que agrega 2.000 millones de pesos en costos para el gobierno, señaló.

El pago mínimo mensual de pensiones actualmente es de 895 pesos mensuales, pero se elevará a poco menos de 1.100 pesos.

El ministro de Economía, Amado Boudou, afirmó "que es una de las medidas sociales más importantes que se han tomado en materia social, porque apuntan a dos sectores: los adultos mayores y los menores de 18 años".

"El gobierno asegura el ritmo de la actividad económica con el sostenimiento de la demanda agregada”, señaló, según recoge La Nación de Buenos Aires.

Disputa legislativa. La mandataria informó el incremento, fijado por la llamada ley de movilidad jubilatoria, en momentos en que la oposición busca en el Congreso, donde el oficialismo perdió la mayoría, impulsar medidas de mejora de las pensiones que el gobierno rechaza.

El Ejecutivo ha dicho repetidamente que si se aprueba en el Congreso alguno de los proyectos opositores de recomposición de haberes, que buscan fijar las jubilaciones en 82% del salario mínimo, el sistema previsional quebraría.

Pero una líder de la oposición ratificó que continuará presionando por el denominado 82% móvil.

"Este aumento debe entenderse como la primera cuota del 82% móvil, que junto con la actualización (...) aprobaremos en el Congreso en agosto", dijo la diputada de centroizquierda Elisa Carrió.

Con información de Dow Jones Newswires