Buenos Aires. Argentina necesitará US$8.000 millones de financiamiento del mercado doméstico el próximo año, dijo este martes el Ministerio de Hacienda, en medio de las turbulencias financieras que sufre el país.

El país sudamericano, que en junio acordó una línea de crédito excepcional con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por US$50.000 millones, dijo que utilizará US$13.400 millones del organismo entre julio y diciembre y otros US$11.700 millones en el 2019.

"Se espera que las necesidades financieras del 2019 sean tomadas del mercado doméstico", dijo la cartera en una copia de una presentación del ministro Nicolás Dujovne a inversores.

Como parte del acuerdo con el FMI, Argentina se comprometió a bajar el déficit fiscal primario -que no contabiliza el pago de intereses de deuda- a 2,7% en 2018, a 1,3% en el 2019 y alcanzar un punto de equilibrio en 2020.

La estimación para el déficit financiero global -que incluye el pago de intereses- es de un rojo de 5,1% para este año, 3,7% en el 2019 y 2,3% en el 2020.

El Gobierno y el FMI esperan que en el 2021 el país alcance un superávit de 0,5% en el resultado primario y un déficit de 1,7% para el resultado financiero global.