Buenos Aires. El ministro de Economía de Argentina, Amadou Boudou, dijo el viernes que esperaba que el canje de deuda por US$20.000 millones en bonos impagos continúe empujando a la baja las tasas de interés, condición que desea antes de emitir un nuevo bono.

Boudou dijo recientemente que Argentina esperaría por una baja en las tasas de interés antes de emitir un nuevo bono por US$1.000 millones.

"Esta semana fue difícil debido a Grecia y esto afectó sistemáticamente a todo el sistema financiero", dijo Boudou a Reuters en actividades complementarias de una reunión de los ministros de finanzas del G-20.

"Nosotros pensamos que el proceso de cambio de deuda que estamos llevando adelante continuará reduciendo las tasas de interés de Argentina y eso es lo que estamos viendo para una posible emisión", declaró.

Argentina busca canjear US$20.000 millones en bonos impagos que mantienen los bonistas que rechazaron en el 2005 la reestructuración de US$100.000 millones, tres años después de que el Gobierno declaró una moratoria de pago, para que el país vuelva a los mercados globales de crédito.

"Ahora mismo estamos terminando los procedimientos administrativos en Luxemburgo y Roma y luego estamos listos para comenzar a abrir los libros y viajar para las reuniones con tenedores de bonos", dijo Boudou, agregando que aún busca que al menos un 60% de los bonos impagos existentes sean ofrecidos en el intercambio.

Anteriormente dijo que esperaba que las reuniones comenzaran la próxima semana y que no le preocupa que los casos presentados hace mucho por inversores en la corte de distrito de Nueva York, Estados Unidos, impidan al país emitir su deuda hasta que cumpla con los bonos impagos.

Argentina está esperando la aprobación de los reguladores antes de fijar las fechas de la oferta de cambio, según mostraron el jueves documentos presentados a las autoridades financieras japonesas.

El Gobierno no considera hacer más atractivo el acuerdo: "Lo que se hizo se hizo, la oferta está sobre la mesa", dijo Boudou.