Buenos Aires. El gobierno argentino negó haber recibido la notificación oficial del Club de París para iniciar las negociaciones sobre el pago de su deuda, y aseguró que en cuanto la reciba "se propiciarán" los mecanismos correspondientes "para llegar a un acuerdo satisfactorios para ambas partes".

En su habitual conferencia de prensa diaria, el jefe de Gabinete del Ejecutivo de Cristina Fernández, Jorge Capitanich, aclaró que todavía no se ha recibido una comunicación formal, y descartó que se haya fijado ya una fecha para el inicio de las negociaciones.

De esa manera, Capitanich salió al paso de las informaciones publicadas en medios locales que señalaban el 26 de mayo como el día establecido.

"Por el momento, la República Argentina no ha recibido notificación para el inicio formal de las negociaciones con el Club de París", señaló el jefe de Gabinete, quien precisó que, cuando así sea se discutirán "los plazos, condiciones, detalles, mecanismos y condiciones de pago.

"La notificación formal de la institución para el inicio formal de las negociaciones, será el inicio del proceso formal, lo que implica una relación directa y bilateral con el staff ejecutivo del Club de París y sus países miembros", agregó.

El pasado 20 de enero, el ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, mantuvo en la capital francesa una reunión con los miembros de la entidad que calificó como "extremadamente positiva".

"Argentina cumplirá esos compromisos, las soluciones que se ofrezcan asegurarán su sustentabilidad, no vamos a hacer pagos más allá de nuestras posibilidades ni a expensas del crecimiento ni la inclusión social, y no vamos a aceptar condicionalidades", dijo.

A finales de 2013, Argentina alcanzó un acuerdo con un grupo de fondos de inversión que le permitió cerrar juicios abiertos por empresas extranjeras contra el país en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), dependiente del Banco Mundial.

Los acreedores internacionales plantearon que si Argentina no ofrece un plazo corto de pago -18 meses como máximo- debe intervenir el Fondo Monetario Internacional como agente de monitoreo del desembolso.

El Club de París es un grupo informal conformado por 19 países: Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Japón, Noruega, Rusia, Holanda, Reino Unido, Suecia y Suiza.

Entre esos, Alemania y Japón son acreedores del 60% del total adeudado por la Argentina al foro.