La balanza comercial de Argentina habría arrojado un déficit promedio de US$155 millones en enero ante un incremento en el ingreso de bienes de consumo y de capital, según un sondeo de Reuters publicado el lunes.

Analistas consultados dijeron que las mayores cantidades de productos importados se da en momentos en que la economía del país sudamericano muestra algunos signos de recuperación.

Las proyecciones de cuatro analistas locales y dos extranjeros también reflejaron una merma en la mediana de US$177 millones para el Intercambio Comercial Argentino (ICA) en el primer mes del año.

"Estimamos un saldo comercial negativo de US$153 millones, pronosticando un aumento de las cantidades importadas de bienes de consumo y de capital", afirmó la consultora Orlando Ferreres & Asociados.

Las estimaciones de los analistas oscilaron entre un superávit máximo de US$300 millones y un déficit máximo de US$390 millones.

"La economía se está recuperando y es lógico que las importaciones también lo hagan", dijo la consultora Exante.

En enero de 2016, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la balanza comercial arrojó un saldo negativo de 177 millones de dólares.

El Indec dará a conocer el ICA de enero el martes por la tarde.