El 2º Seminario sobre oportunidades de negocios e inversiones en Argentina buscó promover el destino para captar inversión local.

Más allá de que sabemos que Argentina y Venezuela mantienen importantes acuerdos bilaterales como socios estratégicos con una fuerte relación especialmente desde el año 2006, queremos mostrar las oportunidades de negocio que ofrece este país para los empresarios venezolanos", señaló Alejandro Piñeiro, Jefe y de la Sección Económica y Comercial de la embajada de Argentina en Venezuela.

El seminario -organizado por la Sección Económica y Comercial de la Embajada de Argentina en Venezuela y que contó con el apoyo de la Cámara de Comercio Venezolano Argentina (Cavenarg)- estuvo dirigido a empresarios, gerentes, inversionistas privados e institucionales, bancos, compañías de seguro y a todos los interesados en conocer las oportunidades.

El presidente de la Cavenarg, Benjamín Tripier, habló sobre la actividad comercial entre ambas naciones y explicó que el intercambio binacional dio cuenta de un crecimiento de 22,7% en el primer semestre de este año frente al resultado obtenido en el mismo lapso del 2010.

No obstante, en ese intercambio la balanza no está equilibrada y favorece a todas luces a la nación argentina, que exporta a Venezuela mucho más de lo que importa.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Argentina, desde el año 2008 al primer semestre de 2011, se ha mantenido entre los puestos 7 y 8 en el ranking como proveedor en importaciones de Venezuela.

Piñeiro indicó que las exportaciones argentinas a Venezuela han estado en constante crecimiento. "El año pasado tuvimos un récord de 1.500 millones de dólares en exportaciones de Argentina a Venezuela y Venezuela para Argentina está entre los puestos 12 o 14 como proveedor en importaciones".

Manifestó que 56,12% de los productos que exportan a Venezuela son de origen agropecuario y el resto son manufacturas de origen industrial (automóviles, autopartes, entre otros).

"Hay un gran dinamismo entre los sectores públicos y el sector público venezolano y el privado argentino. Pero los venezolanos están invirtiendo mucho en el exterior -especialmente en destinos como Panamá y Colombia- y la idea es captar parte de esa inversión", apuntó Piñeiro.

Indicó que hay múltiples opciones de inversión en áreas como agroindustria, vitivinicultura. "El vino es un producto que está creciendo entre 7 y 8% y el año pasado las exportaciones de este producto a Venezuela crecieron 45%", dijo.

Señaló Tripier: "En Argentina hay buenas oportunidades inmobiliarias, en participación o compra de empresas activas, comodities como la soja o la uva, bodegas y en general acceso a participar en sectores tradicionales y no tradicionales, por ejemplo, el cuero, que no ha entrado en Venezuela".