Nueva York. Una corte de apelaciones de Estados Unidos rechazó este jueves el pedido de pago de daños por US$2.240 millones de varios grupos de inversores que tienen deuda incumplida de Argentina, alegando que un tribunal de primera instancia se equivocó al calcular una cifra "inflada".

El fallo se conoce pocos días antes de que cierre un canje de deuda lanzado recientemente por el gobierno de la presidenta Cristina Fernández, en un esfuerzo por retirar la mayor cantidad posible de bonos en circulación y abrir el camino de Argentina de vuelta a los mercados internacionales.

La corte de apelaciones del segundo distrito de Manhattan aceptó el argumento de Argentina de que el tribunal inferior había actuado equivocadamente al haber hecho lugar a una presentación de los demandantes.

Ahora, la corte envió nuevamente al tribunal original el caso para que considere establecer daños que reflejen con más precisión las pérdidas sufridas por los demandantes.

Argentina se declaró en cesación de pagos por unos US$100.000 millones en deuda en 2002.

Cerca de US$18.300 millones de esos bonos están todavía en manos de inversionistas que no aceptaron un canje de títulos en 2005, muchos de los cuales demandaron al país ante tribunales internacionales.

En el caso actual, Argentina rechazó certificar a los 14 demandantes, que representan a otros miles, como un conjunto, y dijo que una sumatoria de fallos sería inapropiada porque resultaría en daños muy inflados. El país pidió que los reclamos de los inversores sean juzgados de forma individual.

Las demandas han dificultado los intentos de Argentina por volver a los mercados internacionales de crédito.