El alcalde de Buenos Aires, el opositor Mauricio Macri, anunció este domingo en las redes sociales que fue a un supermercado para hacer la compra semanal "de una familia tipo" y ver "la economía real que angustia a los argentinos".

El alcalde conservador explicó que gastó 740 pesos (US$142,3) en su compra, pensada sobre la lista de una familia media urbana con dos niños menores de diez años.

"Habrá gente a la que les parecerá mucho, y a otros poco. Además toda la compra se podría ajustar, se podría comprar menos, más barato, menos carne... pero no fui al supermercado a armar un ticket ideal, sino a contactar con la economía real que está angustiando a todos los argentinos cada día", publicó Macri en su cuenta de Facebook.

El alcalde porteño aseguró que "la inflación no es un número, es el carrito del supermercado que se achica, es comprar menos, es vivir un poco peor" y manifestó que quiso ir a comprar al supermercado porque "si hay un lugar donde se terminan de golpe los discursos de la política es en las góndolas".

El mensaje de Macri recibió más de 3.000 "me gusta" en pocas horas, pero fue también causa de burlas y críticas, sobre todo al confesar que él no va nunca al supermercado.

"Macri no es un/a vecinx q va a hacer las compras. El y sus aumentos de tarifas e impuestos GENERAN inflación !!!!", escribió en Twitter la legisladora kirchnerista María José Lubertino.

"@mauriciomacri eso rojo de forma ovalada son tomates perita, niño. Te digo porque casi seguro en tu vida solo los viste cortados (por otro)", se burló el tuitero Christian Meyer, mientras que la periodista María José Giovo señaló: "Macri y el dilema: redondo o perita".

La inflación en Argentina en 2012 fue de 10,8%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), aunque consultoras privadas elevaron la cifra a 25,6%.

Para este año, el Gobierno de Cristina Fernández prevé una inflación de 11,2%, aunque las proyecciones privadas la disparan hasta el 28%.