Buenos Aires. El gobierno de Argentina oficializó este martes la emisión de nueva deuda pública por US$5.000 millones, a través de la ampliación de Bonos de la Nación expedidos el año pasado

El Boletín Oficial divulgó que los bonos ahora vencerán en el año 2025 y serán colocados en los próximos días para su "recompra" mediante operaciones de venta de títulos públicos.

La ampliación de la emisión de bonos forma parte del cierre del programa financiero que ha adoptado el gobierno argentino durante 2018 para hacer frente al déficit fiscal.

A mediados de marzo pasado, el ministro de Finanzas de Argentina, Luis Caputo, afirmó que los nuevos títulos de deuda sólo atenderán el mercado local.

El gobierno ha optado por tomar un 60% del financiamiento de acreedores locales y un 40% (ya tomado) de inversionistas en el exterior.

Aseveró entonces que el Estado transará con acreedores dentro del territorio argentino y descartó un incremento de la deuda externa, que en la actualidad asciende a US$232.952 millones, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Para el cierre del programa de financiamiento se estiman emisiones que rondan entre los US$8.000 millones y US$10.000 millones, apuntó el ministro.

El gobierno ha optado por tomar un 60% del financiamiento de acreedores locales y un 40% (ya tomado) de inversionistas en el exterior.

Ha asegurado, además, que la política de endeudamiento es "perfectamente sostenible" y que tendrá su pico más alto en 2020, para posteriormente comenzar a descender.