Buenos Aires. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, afirmó que su país ofrece reglas claras y previsibilidad para las inversiones extrajeras, al hablar ante la Asamblea Anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en la ciudad occidental argentina de Mendoza.

En su discurso, Macri subrayó el "crecimiento gradual, inclusivo y de desarrollo" del país. "Estamos combatiendo la pobreza para que ningún argentino se quede atrás", remarcó.

Este "será el séptimo trimestre de crecimiento y la fase más prolongada desde 2011", dijo Macri, quien resaltó que en 2017 "creció un 11% la inversión y un 20% en el ultimo trimestre, por lo cual podemos decir con seguridad que vamos a seguir creciendo".

Ante representantes y funcionarios de 30 países, el dignatario sostuvo que "de los 15 sectores productivos medidos por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), 13 están en aumento, liderados por la construcción, que crece de la mano del crédito hipotecario y la obra pública".

"Los argentinos elegimos cambiar y dejar atrás los parches y los atajos. La transparencia y la verdad son dos valores innegociables", aseveró.

En su discurso, Macri dijo que "hoy hay reglas de juego claras, con un INDEC independiente, una ley de acceso a la información pública y medidas que hacen a la confianza y la previsibilidad que dan más posibilidades de desarrollo y más inversión".

Según el Presupuesto 2018, la economía de Argentina, la tercera de América Latina después de Brasil y México, crecerá un 3,5% este año, pauta que el Fondo Monetario Internacional (FMI) recorta al 2,5%.