El vicepresidente argentino, Amado Boudou, instó este miércoles a una mayor cooperación internacional contra la evasión de impuestos y a "no confundir evasores con inversores", al inaugurar en Buenos Aires un seminario de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) sobre políticas tributarias.

"No confundamos evasores con inversores: en esto es clara la posición" de Argentina en el Grupo de los 20 (G20, países ricos y emergentes) "en cuanto a los flujos de inversiones, habiendo consenso en general para eliminar los paraísos fiscales y la evasión", señaló.

Boudou, quien ejerce la jefatura del Estado por la baja médica de la mandataria, Cristina Fernández, consideró que "es clave que los sistemas tributarios intercambien información, para que los paraísos fiscales no se nutran de inversiones de los países de origen".

"Si se trabaja en forma abierta y conjunta en el intercambio tributario, esto permitirá mayor desarrollo y bienestar entre nuestras comunidades", aseguró.

El vicepresidente argentino inauguró así la VII Reunión del Foro sobre Administración Tributaria de la OCDE, seminario al que asisten 114 expertos de 38 países.

Insistió en "la importancia" de los sistemas tributarios "para el desarrollo económico" así como para "el intercambio de información en este nuevo mundo globalizado".

El foro de la OCDE en Buenos Aires coincide con negociaciones entre Argentina y Uruguay para alcanzar un acuerdo de intercambio de información impositiva, un asunto sensible debido a que la plaza financiera uruguaya es históricamente uno de los principales refugios de contribuyentes argentinos.