Buenos Aires. El ministro argentino de Economía, Amado Boudou, viajará este lunes a Estados Unidos, con el objetivo de encabezar la presentación del canje de la deuda por US$18.300 millones que impulsa el gobierno.

Boudou se reunirá con inversionistas internacionales en Nueva York, el martes, y en Boston, el miércoles, tal como lo hizo la semana pasada en Roma y Londres, donde se inició el “road show”.

El ministro ha expresado su confianza en que "va a haber un buen nivel de aceptación” de la oferta de canje de deuda, luego de reunirse con 24 Fondos de Inversión en Europa.

Según la estatal agencia Telam, el gobierno argentino confía en obtener 60% de aceptación, aunque algunas consultoras y analistas estiman que incluso podría llegar a 80%.

Argentina cayó en cesación de pagos de una deuda por unos US$ 100.000 millones en 2002, tras una aguda crisis económica y política.

Tres años más tarde, cerca de 75% de los tenedores de bonos aceptaron una dura reestructuración con un gran descuento, pero el resto rechazó la oferta y muchos presentaron demandas para tratar de recuperar el valor total de sus inversiones.

El actual canje, en términos similares a 2005, tiene por objetivo neutralizar las demandas, a pesar de que algunos tenedores de bonos más pequeños han prometido continuar con acciones judiciales.