Buenos Aires.  El Gobierno argentino no tendrá brecha financiera en 2011 y no necesitará emitir deuda para financiarse, dijo este jueves el ministro de Economía Amado Boudou.

"No tenemos necesidades de emisiones", dijo el funcionario a Reuters.

Boudou señaló además que el canje de Boden 2012 no sería atractivo para los inversores y que se seguirán analizando otras opciones posibles de canje de deuda.

Ademas, se estima un superávit comercial de US$9.868 millones para el 2011, según el presupuesto presentado este jueves en el Congreso.