La reforma del mercado de capitales que esta semana convertiría en ley el Senado de la Nación, respaldará "proyectos clave" para el desarrollo de la economía nacional, afirmó el Grupo de Estudios de Economía Nacional y Popular (Geenap).

Según el análisis, la reforma permitirá "captar fondos provenientes del ahorro del público, en particular de inversores minoristas, y orientarlos al desarrollo de las PyMEs, la construcción de vivienda y obras de infraestructura".

A tal fin, agrega el Geenap, el proyecto plantea implementar nuevos canales de distribución en todo el territorio nacional, para lograr el ofrecimiento masivo de los valores negociables y facilitar su acceso a todos los sectores.

La reforma, reseñan los economistas Gabriel Wolf y Gustavo Smith, dará facultades a la Comisión Nacional de Valores (CNV) para crear y autorizar nuevos instrumentos dentro del mercado de capitales.

Del mismo modo, se propone simplificar trámites a los emisores, ya que será suficiente la autorización de oferta pública otorgada por la CNV para que sus valores puedan negociarse en los distintos mercados, sin necesidad de solicitar permiso de cotización.

Para Wolf y Smith, las resistencias a la iniciativa provienen de quienes ven llegar "el fin de la época de oro de los capitales financieros, que permite intervenir únicamente a una elite".

"Lo que el gobierno nacional busca con este proyecto es abrir los mercados al público y proteger a los pequeños inversores, de modo de avanzar hacia una nueva era: la del acceso a los mercados de capital para todos", señalan los analistas del GEENAP.

Rechazan, por otra parte, que la reforma implique "un nuevo avance intervencionista sobre la economía por parte del Estado".

Por el contrario, indicó la entidad, el cambio legal propone "eliminar la intervención absoluta que tienen los mercados de capital hasta el momento, y que es llevada a cabo a través de la autorregulación que autoriza la actual normativa".

"Es falaz la acusación propalada de que el proyecto de ley implicaría un supuesto intervencionismo en los mercados de capital", insiste el análisis de los economistas.

"Justamente -explican- lo que se pretende eliminar la exigencia de ser accionista de un mercado, como el de Valores (Merval) o el Rofex (mercado de futuros) para poder ser agente bursátil".

Los analistas añaden que con la reforma, además, "se abre el juego para que universidades, colegios profesionales y consultoras participen de un negocio que hasta ahora estaba reservado exclusivamente para las calificadoras de riesgo".

El informe del Geenap señala por último que el proyecto oficial busca incorporar los requerimientos formulados por los organismos internacionales (por ejemplo, el Banco Mundial), en materia de regulación.