Buenos Aires. La inflación en Argentina se situó en mayo en 1,4%, una cifra que muestra una desaceleración "significativa" frente a las registradas en los meses anteriores, informó el ministro de Economía, Axel Kicillof en una rueda de prensa.

Con esta medición, la inflación en Argentina ya acumula un 12,9% sólo en los primeros cinco meses, frente al 10,4% que preveía para 2014 la ley de Presupuesto.

Además, Kicillof cuestionó duramente el "Índice Congreso", difundido por legisladores opositores, que esta semana situó a la inflación de mayo en el 2,8%, y lo calificó de "inconsistente".

Mayo es el quinto mes en el que el gobierno de Cristina Fernández mide la inflación con un nuevo indicador, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en sustitución al que se utilizaba desde 2007, que solo medía precios en Buenos Aires y su periferia.

Según el Indec, a partir de la antigua metodología, la inflación fue el año pasado del 10,9%, mientras que para las consultoras privadas ascendió al 28,3%.

Para este año, la ley de presupuesto preveía una inflación de 10,4%, ya superada, mientras que para los consultores privados la inflación no será menor al 30%.