Buenos Aires. El gobierno argentino decidió retirar de la oferta para el canje de una deuda impaga de US$20.000 millones que se lanzará en las próximas semanas los pagos que acumularon los cupones atados al PIB entre el 2006 y el 2008, dijo el domingo un diario local.

El país presentó en la última semana en Italia y en Japón los términos del canje de los títulos que están en cesación de pagos desde el 2002, luego de haber recibido la aprobación de la Comisión de Valores de Estados Unidos para realizar la operación, que se cerraría en mayo.

Según el periódico Clarín, que citó a fuentes no identificadas del Ministerio de Economía, la cartera está analizando si reconoce el pago realizado a fin del 2009 -correspondiente al crecimiento que registró el PIB en el 2008-.

Con la decisión de no incluir en la oferta los pagos realizados entre el 2006 y el 2008 por los bonos PIB, Argentina "reduce a cerca de US$650 millones el monto de la emisión del bono correspondiente a reconocer esos pagos", de acuerdo con el matutino.

Argentina está intentando reestructurar la deuda que mantiene con los acreedores que no ingresaron al multimillonario canje realizado en el 2005, luego de la histórica cesación de pagos que el país declaró durante la grave crisis política y económica del 2002.