Buenos Aires. La ministra de Industria, Débora Giorgi, destacó el crecimiento del financiamiento a las pequeñas y medianas empresas que, en los últimos años se multiplicó 10 veces al tiempo que ya superan en un 5% los otorgados a las grandes compañías.

La autoridad explicóque esta fuerte inserción en el sistema bancario de las pymes se explica en el modelo productivo que se inició en 2003 y detalló que solo en el último año las entidades financieras verifican un aumento del 35% en operaciones pymes.

“El modelo productivo iniciado por Nestor Kirchner y profundizado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner impulsó al sistema bancario a que dejara de postergar a las pymes y las comenzara a ver como un sujeto de crédito”, aseguró Giorgi.

Explicó que “una prueba de ello es que el financiamiento destinado a este sector aumentó un 914% en los últimos 8 años, cuando el sistema de crédito bancario, en su totalidad, creció el 572%”.

Giorgi detalló que entre 2003 y 2010 se crearon 140.000 nuevas pymes, más de 2.100 nuevas de ellas exportadoras, y que tienen cada vez mayor acceso al crédito, a la vez que el monto de los créditos ofrecidos también crece.

Antes de 2003 recibían el 18% de $42.000 millones (US$9.988 millones) y hoy reciben el 27% de 163.000 millones (US$38.763 millones), lo que significa $36.000 millones (US$8.561 millones) más de créditos para las PyMEs.

La ministra Giorgi subrayó que en los últimos dos años la Sepyme (Secretaría de la pyme y Desarrollo Regional) “promovió créditos por 8.600 millones de pesos (US$2.045 millones) para las pequeñas y medianas empresas, con programas sectoriales y universales que se aplican con criterio federal.

"Esto significa que en cualquier ciudad o pueblo del país el empresario va a encontrar una línea de préstamo blando”, dijo.

Así, el Régimen de Bonificación de Tasas, movilizó más de 3.000 millones para que las pymes puedan descontar hasta 7 puntos sobre la tasa de interés (se cubre con un subsidio del Estado) de los créditos tomados en bancos públicos y privados; en tanto que el Fonapyme destinó más de 350 millones para financiar inversiones productivas para empresas con dificultades de acceso al crédito tradicional.

En el mismo sentido, mediante el Sistema de Garantías Recíprocas las pymes obtuvieron avales que les facilitaron el acceso al crédito por 5.000 millones.

Para el segmento de empresas que proyectan inversiones de gran escala el Fondo Productivo del Bicentenario ofrece créditos a una tasa del 9,9 % anual, fija en pesos, con 5 años de plazo y 1 de gracia. Esta línea de financiamiento impulsada por el Gobierno Nacional ya aprobó préstamos por 4.650 de millones de pesos. El 60% de las empresas que accedieron a estos beneficios pertenecen al segmento pyme.