Buenos Aires. El receso del mercado laboral no respondió tanto a políticas de ajustes en las empresas sino a la pérdida de competitividad y revisión de la sustentabilidad de algunos emprendedores, habida cuenta de que en ese período las firmas que presentaron las declaraciones juradas de actividad y registro de trabajadores se redujo en 6.099, un 0,7%, a 571.556 establecimiento.

Según el relevamiento del Indec, la remuneración promedio de los trabajadores en el sector privado registrado aumentó al cierre del primer semestre 34,5% en comparación con igual período del año anterior. En ese lapso, la inflación Congreso fue de 38,5%. De ahí surgió una pérdida del salario real de 2,9 por ciento.

En tanto, los sectores que mayor crecimiento experimentaron en la generación de puestos de trabajo en términos porcentuales fueron intermediación financiera 5,8%, servicios sociales y de salud 4% y enseñanza privada 2,1 por ciento.

En el otro extremo, los sectores que mayor caída presentaron respecto al mismo trimestre del año anterior fueron construcción 12,5%, explotación de minas y canteras 6,4% y agricultura, ganadería, caza y silvicultura 4,5 por ciento.

El Indec utilizó para esta estimación la información provista en el último mes por la AFIP de las declaraciones juradas presentadas por las empresas en agosto, correspondientes al período de julio y corregidos los 12 meses previos.