Buenos Aires. La economía argentina tuvo una expansión mayor a la esperada en el primer trimestre, de 6,8% en la comparación interanual, mientras la actividad industrial creció 10,2% en mayo frente al mismo mes del 2009, mostraron el viernes datos oficiales.

Las cifras sugieren que la economía argentina está recuperando vigor a gran ritmo, tras la fuerte desaceleración del 2009. El gobierno prevé una expansión para todo el 2010 superior a 5%.

La demanda doméstica se aceleró significativamente durante el primer trimestre, dijo el economista senior de Goldman Sachs Alberto Ramos, lo que también se tradujo en un aumento fuerte de las importaciones, agregó.

El Producto Interno Bruto (PIB), la suma de las riquezas producidas por un país, creció 3,05 en el período enero-marzo respecto al cuarto trimestre del año pasado, agregó el ente estatal argentino de estadísticas, Indec.

"Los sectores productores de bienes tuvieron durante el primer trimestre de 2010 un incremento de 5,8% y los sectores productores de servicios registraron un aumento interanual del 6,4%", dijo el Indec.

El resultado interanual superó las expectativas de los economistas del sector privado que señalaron que la economía se habría expandido en no más de 6%. Un sondeo realizado por la agencia Reuters analistas locales proyectaban una subida promedio de 4,9%.

"El crecimiento del PIB está dado por el consumo, los gastos del gobierno, la inversión y la movilidad del sector externo. Este combo está volando, junto a la producción industrial", dijo Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

"Los inversores ven dos cosas prioritarias: la actividad del país y el tema fiscal, cualquiera de las dos marchan muy bien con índices sólidos y recaudación récord", agregó.

Los datos del Indec sobre PIB mostraron que la inversión interna bruta fija, una medida de las inversiones, experimentó en el primer trimestre del 2010 una variación de 13,1% respecto del mismo período del año anterior.

"Esta suba se debió al incremento de 5,1% de la inversión en construcciones y el aumento del 25,5% en equipo durable de producción", dijo el Indec.

Datos positivos. El ente público de estadísticas informó además que la actividad industrial subió 10,2% interanual en mayo, según la medición con estacionalidad.

Ese resultado también se ubicó por encima de lo esperado por analistas privados, que según un sondeo realizado por Reuters esperaba una mejora promedio de 9,8% para la actividad fabril en el quinto mes del año.

En la medición desestacionalizada de mayo, la producción industrial argentina avanzó 0,2% ante el mes previo, agregaron los datos oficiales.

En tanto, el país registró un déficit en la cuenta corriente de US$365 millones en el primer trimestre del año, reportó el Ministerio de Economía, cifra que se compara con un superávit de US$1.498 millones en el mismo período del 2009.

Ber dijo que el número rojo en la cuenta corriente "es natural para una economía que se está expandiendo. Hay que ponerle más ojos a los datos de actividad".

El experto agregó que "el déficit es un número chico en momentos en que hay abundancia de dólares. Puede que refleje algo de fuga de capitales, pero por eso se extreman los controles para limitar la demanda de dólares", señaló.