Buenos Aires. La rápida recuperación de la economía argentina fortaleció las cuentas del gobierno en abril, luego que aumentaran los ingresos del impuesto al valor agregado, las contribuciones del seguro social y los aranceles de comercio internacional.

El ministro de Economía, Amado Boudou, señaló que el gobierno registró un superávit primario fiscal de 1.880 millones de pesos (US$480 millones) en abril, más del doble de los 844 millones de pesos del mismo mes del año pasado. Tras la lectura, el superávit acumulado en los primeros cuatro meses del año asciende a 5.340 millones de reales.

Sin embargo, las cuentas generales, una vez que se incluyen los pagos de deuda del gobierno, fueron negativas. El déficit financiero general de abril fue de 1.010 millones de pesos.

El ministro señaló que en los primeros cuatro meses del año, el gobierno gastó cerca de US$1.800 millones en reservas internacionales, equivalentes a cerca de 7.000 millones de pesos, para pagar deuda.

En marzo, el gobierno recibió US$6.600 millones de los US$48.000 millones de las reservas internacionales del banco central para pagar deuda que vence este año.