El gobierno de la presidenta Cristina Fernández informó la noche de este lunes que "ha tomado nota del informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) titulado "Fortaleciendo el Marco Contractual para Responder a los Problemas de Acciones Colectivas en las Reestructuraciones de Deuda Soberana".

La posición argentina frente a dicho informe del FMI fue comunicada oficialmente a través de una información que distribuyó el ministerio de Relaciones Exteriores, en la cual destaca que el documento de referencia señala que "las recientes acciones judiciales en relación a Argentina han generado una significativa preocupación por el posible impacto generado por decisiones de la Corte de Nueva York en los procesos de reestructuración de deuda".

El texto gubernamental recuerda que "el gobierno argentino ha dicho en reiteradas oportunidades que hay fallas sistémicas y decisiones judiciales de imposible cumplimiento que permiten a pequeños grupos de financistas denominados fondos buitres impedir que los Estados determinen libremente la resolución de su deuda soberana".

Asimismo, considera que "es importante que el FMI haya dado un paso adelante en el reconocimiento y búsqueda de una solución adecuada como ya lo han decidido los 124 países que votaron en la Asamblea General de las Naciones Unidas establecer un 'Marco legal Regulatorio Multilateral para los Procesos de Reestructuración de Deuda Soberana'".

Asegura, además, que el país sudamericano "seguirá colaborando en todos los foros internacionales para elaborar una forma legal, justa y respetuosa de la soberanía de las naciones que además impida el accionar de los fondos buitres".