Buenos Aires. Argentina acordó el jueves tomar un préstamo a 18 meses por US$6.000 millones de los bancos a los que encargó la colocación de los bonos que emitirá la semana próxima, lo que reducirá su necesidad de recurrir a mercados globales de deuda en 2017, dijo el ministro de Finanzas, Luis Caputo.

El funcionario explicó a periodistas que cada uno de los seis bancos involucrados prestará US$1.000 millones, tomando como garantía el título Bonar 24, con una tasa equivalente a la Libor a tres meses más 290 puntos básicos.

"Es una noticia muy positiva para nosotros", dijo Caputo sobre el acuerdo con Santander, Citibank, Deutsche Bank, BBVA Francés, HSBC y J.P.Morgan, a quienes el Gobierno encargó la colocación bonos por entre US$3.000 y US$5.000 millones que realizará el jueves próximo.

Ese mismo día, Argentina buscará vender bonos en pesos y bajo ley local por el equivalente a entre 1.000 millones y 2.000 millones de pesos, afirmó el funcionario a periodistas.

Caputo calculó que durante 2017 el Gobierno prevé emitir bonos por el equivalente a US$10.000 millones en el mercado mundial de deuda, de los cuales US$7.000 millones estarán denominados en la moneda estadounidense y los US$3.000 millones restantes serán en otras divisas.

A su vez, Caputo dijo que el acuerdo con los bancos, sumado a préstamos bilaterales y de organismos multilaterales -como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo- por unos US$4.000 millones, reducirá la necesidad de Argentina de acudir a los mercados internacionales de deuda este año.

"Siempre el objetivo es mostrar que (...) estamos en el camino correcto y dejar al mercado con demanda insatisfecha", explicó el funcionario, que no dio detalles sobre los vencimientos de los bonos ni las tasas de interés.

Caputo calculó que durante 2017 el Gobierno prevé emitir bonos por el equivalente a US$10.000 millones en el mercado mundial de deuda, de los cuales US$7.000 millones estarán denominados en la moneda estadounidense y los US$3.000 millones restantes serán en otras divisas.

En tanto, afirmó que este año planea colocar títulos en la plaza local por el equivalente a unos US$14.000 millones y dijo que el país necesita un total de US$40.350 millones para financiamiento y re-financiamiento en 2017.

Luego de la asunción del presidente de centroderecha Mauricio Macri en diciembre del 2015, el país sudamericano llegó a un acuerdo con acreedores impagos que lo habían demandado en Estados Unidos y retornó a los mercados internacionales de deuda el año pasado, tras más de una década de aislamiento.