Buenos Aires. Los argentinos siguen anticipando un fuerte aumento en los precios del próximo mes, con expectativas de un incremento anual del 25% para el período, de acuerdo a un influyente sondeo de consumidores.

La Universidad Torcuato Di Tella señaló este lunes que la mediana de las proyecciones de inflación para los próximos 12 meses en el sondeo de junio concordó con la tasa del mes pasado.

Sin embargo, las expectativas de los consumidores representan un fuerte contraste frente a los cuestionados datos oficiales, que apuntan a una tasa de inflación mucho más moderada.

Los economistas encuestados por el banco central esperan que el gobierno informe una tasa de inflación de 11,8% para los próximos 12 meses. La magnitud de la diferencia destaca uno de los costos de no tener un confiable índice de precios oficial, señaló la UTDT.

La mayoría de los economistas acusa al gobierno de manipular los datos de inflación para restar importancia al verdadero ritmo de las alzas de precios. El gobierno regularmente niega los cuestionamientos.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el índice de precios al consumidor de Argentina aumentó 0,7% frente al mes anterior y 10,7% respecto a un año antes. Las estimaciones privadas son cerca del doble de esa tasa.

El Estudio Bein & Asociados, una firma consultora, señaló que en mayo los precios en realidad subieron 1,1% frente al mes previo y un 19,9% interanual. Bein estima que la inflación cerrará el año en 21,5%.

Ecolatina, otra firma de consultoría, indicó que el IPC de mayo probablemente ascendió un 1,6% frente al mes anterior y un 21,8% respecto de un año antes.