Lima. La economía peruana tiene fortalezas macroeconómicas, como una inflación acotada, una balanza de pagos equilibrada y un mercado cambiario sin rigideces, que le permiten enfrentar con menores sobresaltos los impactos negativos, informó la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc).

Un documento del Departamento de Estudios Económicos de la Asbanc explicó que la inflación peruana no ha sufrido variaciones bruscas, y si bien se encuentra por encima de la meta establecida por el Banco Central de Reserva (BCR), "no existe mayor preocupación entre los agentes económicos de que vaya a desbocarse en lo absoluto".

En 2013, la inflación anual fue 2,86% y las proyecciones oficiales para este año siguen en torno a 2,8%.

Respecto a la balanza de pagos, Perú ha logrado equilibrar su déficit de cuenta corriente con un saldo positivo de su cuenta financiera, la cual "ha venido reestructurándose, acumulando mayor financiamiento de largo plazo que capitales 'golondrinos', haciéndolo menos vulnerable ante posibles fugas de capital", indicó Asbanc.

Además, "no existen rigideces ni un manejo antitécnico del mercado cambiario doméstico, ya que este se desenvuelve a través de un sistema de flotación administrada por el Banco Central de Reserva del Perú (BCR)", que le permite evitar fluctuaciones violentas.

El documento añadió que "el manejo fiscal del país ha sido eficiente, logrando acumular superávits fiscales y al mismo tiempo reduciendo el peso de la deuda pública".

El manejo fiscal "ha permitido acumular 'colchones' de recursos para ser usados en periodos de crisis (como se hizo en el 2008-2009), convirtiendo al gasto público en una variable contra-cíclica", agregó la fuente financiera.

El riesgo país de Perú ha conseguido ubicarse entre los más bajos de la región, lo cual refleja la confianza de los prestamistas e inversionistas de todo el mundo en la economía local.

Perú no ha sido inmune a la desaceleración de la economía china y al retiro del estímulo monetario estadounidense, razón por la cual pasó de crecer 6% en 2012 a 5,6% en 2013, de acuerdo a las cifras del BCR.

Las proyecciones del Gobierno y del Banco Central para este año son de un crecimiento de 5,7% y 5,5% del PIB, respectivamente, el doble del promedio latinoamericano.

La Asociación de Bancos recordó que Perú tiene proyectos mineros que implican inversiones por 15.000 millones de dólares, algunos de los cuales empezarán a operar este año, y que aportarían cerca de 0,5 puntos porcentuales al crecimiento de la economía en el periodo 2014-2017.