Lima, Andina. El gerente general de la Asociación de Bancos (Asbanc), Enrique Arroyo, dijo que la inclusión social también significa que más emprendedores accedan al sistema financiero, pero de manera ordenada.

Señaló que a medida que exista un mayor conocimiento sobre el desempeño de las microempresas, mayores serán las facilidades de acceso al crédito a este sector productivo.

En declaraciones publicadas en el Diario Oficial El Peruano, Arroyo agregó que ello inducirá asimismo a un menor costo de los intereses de los créditos.

Dijo en tal sentido, que "El Perú cuenta con la mejor tecnología para poder llegar a este sector empresarial. No fue fácil desarrollarla, pero los resultados fueron satisfactorios. Al lograr que un microempresario acceda a un crédito, estamos favoreciendo su formalización y eso es muy positivo".

Una de las herramientas utilizadas por el sistema financiero nacional para lograr que más microempresarios accedan a un préstamo fue la liberación de las tasas de interés.

"Al liberar las tasas, fomentamos la competencia. Esa es una de las razones por las que el Perú es considerado como el mercado con el mejor ambiente para el desarrollo de las microfinanzas a nivel mundial".

Comentó que, como miembro de la Federación Latinoamericana de Bancos, Asbanc recibe consultas de las entidades financieras extranjeras sobre cómo impulsar las microfinanzas en sus mercados.

"Y es que muchos de ellos aplicaron límites a sus tasas de interés y la primera recomendación que damos es suprimir esos límites, ya que la tasa que paga un microempresario que no se encuentra en el sistema financiero puede ser muy elevada", aseveró.

El gerente general de la Asociación de Bancos aseguró que un factor importante para impulsar el acceso a los créditos por las microempresas es la información.

"El crédito a este grupo empresarial es inicialmente elevado porque los microempresarios no cuentan con sistemas de contabilidad ni cuentan con información suficiente y registrada sobre sus actividades. Recordemos que la mayoría son informales", comentó Arroyo.

En ese sentido, dijo, el objetivo es captar a un microempresario, otorgarle un crédito, asesorarlo en su negocio con un financiamiento adecuado y formalizar su actividad.

"Ese emprendedor, si cumple con sus pagos puntualmente, será sujeto a nuevos créditos a tasas más bajas y así va creciendo esta cadena. Se trata, pues, de un proceso".

Arroyo fue enfático al sostener que hay un total consenso en que el costo del crédito debe reducirse a todos los sectores, especialmente a la microempresa y en esa tarea, los bancos seguirán trabajando.

Préstamos. Según Asbanc, a junio de este año, el saldo total de créditos otorgados por el sistema bancario peruano ascendió a 120,342 millones de nuevos soles, lo que significó un avance de 718 millones de nuevos soles (0,60%) respecto a lo alcanzado en mayo de 2011.

Del total, los segmentos con mayor participación fueron créditos corporativos con el 20,78% (S/. 25,008 millones), seguido por créditos a grandes empresas con el 19,70% (S/. 23.705 millones) y créditos a medianas empresas con el 17,91% (S/. 21.552 millones).