Ciudad de México. En medio de perspectivas económicas complejas y altos índices de incertidumbre y volatilidad, el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit) será uno de los principales motores para impulsar la economía con los que cuente el país, dijo Rosario Robles Berlanga, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), al participar en la 113 Asamblea General de este organismo.

“En las circunstancias macroeconómicas complejas, el Infonavit podrá ser en 2017 un motor contracíclico de crédito que inyecte un punto porcentual al Producto Interno Bruto (PIB) de la economía. Ese hecho no sólo es una buena noticia para los derechohabientes, sino para toda la cadena de valor de la vivienda y por su puesto para la economía mexicana”, señaló.

Resaltó que la fortaleza del Infonavit será clave en el impulso económico en 2017, que se refleja en la solidez institucional y el manejo responsable de sus finanzas.

En este sentido, al emitir su mensaje, David Penchyna, director general del Infonavit, recalcó que el trabajo coordinado entre el sector obrero, patronal y de gobierno permitirán derrotar cualquier incertidumbre existente en México.

“Desde esta institución ejemplar del Estado mexicano, administrada por empresarios, obreros y el Gobierno de la República con visiones diferentes pero con un objetivo común, los tiempos de incertidumbre hoy aquí tienen respuesta, hoy nos podemos demostrar que por más complejos que sean nuestros problemas, nuestras instituciones, nuestro país y nuestra convicción puede derrotar cualquier incertidumbre”.

Recordó que a partir del siguiente año el monto máximo de crédito otorgado por el instituto será de hasta un millón y medio de pesos, lo que representa un incremento de 68%.

Asimismo, precisó que hoy el Infonavit representa uno de los pilares de la seguridad social en México, por lo que la cuenta de vivienda de 55 millones de afiliados, por un monto de 900 mil millones de pesos, seguirán siendo administrados por este organismo.

Lo anterior, debido a los señalamientos de distintas organizaciones empresariales y sociales de que la aportación de 5% del sueldo de los trabajadores que se hace a la subcuenta de vivienda debería ser administrada e invertida por las afores, con el objetivo de que los futuros jubilados accedan a una mejor pensión.

“El Infonavit es clave para aumentar la tasa de remplazo de los empleados, por eso la subcuenta de vivienda ha sido, es y será patrimonio de todas y todos los trabajadores”.