Atenas. George Provopoulos, miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo, calificó como positivo el acuerdo entre Grecia, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

A principios de año, Grecia acordó implementar medidas de austeridad y reformas a cambio de un rescate de 110.000 millones de euros del FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo.

"Algunos analistas del mercado son de la opinión de que las dinámicas de deuda de Grecia son insostenibles. Están equivocados...", dijo Provopoulos, que también es gobernador del banco central heleno.

"El mayor crecimiento, junto con un descenso de los déficit fiscales, provocarán un cambio en el aumento del ratio deuda/PIB observado en los últimos años”, sostuvo.

"El potencial de crecimiento de la economía griega es enorme", agregó. "Creo firmemente que la actual crisis será el catalizador que reconfigure la economía, convirtiendo a Grecia en un miembro competitivo y próspero de la eurozona”, enfatizó.

"También creo firmemente que no tardará mucho en verse artículos que hablen nuevamente de la fuerte posición del euro como moneda internacional", añadió.