"No creo que Brasil y Argentina puedan pensarse como totalmente independientes uno del otro", afirmó el asesor para Asuntos Internacionales de Brasil, Marco Aurelio García, y consideró clave mantener "sólidas alianzas en América del Sur", frente a la crisis internacional.

"Desde el punto de vista económico, social y político no creo que Brasil y Argentina puedan pensarse como totalmente independientes uno del otro", dijo el funcionario, que viajó a Buenos Aires para participar de unas jornadas sobre los desafíos que plantea las crisis internacional, organizadas por la Universidad Nacional de Tres de Febrero.

En entrevistas que publican este domingo Página 12 y Tiempo Argentino, Marco Aurelio destacó "la importancia de nuestras relaciones económicas y comerciales" y destacó que "hoy en día entre ambos países hay muchas inversiones y relaciones económicas" y que "las decisiones de política económica de Argentina son decisiones soberanas".

Consultado sobre la presunta "reprimarización" de la economía brasileña, dijo que "en la relación con la Argentina no hay tanta reprimarización; se trata de un sector que tiene mucho valor agregado y no creo que nuestras exportaciones agrícolas, como las de Argentina, puedan ser calificadas como lo eran en el pasado, porque están vinculadas a mucha investigación científica y tecnológica".

"Lo que sí sucede es que en Brasil, al igual que en Argentina, estamos muy atentos a la presión desindustrializadora. Por eso tomamos muchas medidas que buscaban fortalecer al sector industrial. Y aquí hubo medidas parecidas", describió.

En este contexto, lamentó el retiro de las inversiones de la minera Vale en Argentina: "Me parece una equivocación muy fuerte", expresó Marco Aurelio, ya que "la propuesta de inversión de Vale era muy importante; se iba a hacer una gran inversión que tendría un efecto importante sobre el comercio Argentina-Brasil".

El asesor de Dilma Rousseff dijo que al momento que se anunció el retiro de las inversiones "había una propuesta para llegar a un acuerdo" para la permanencia de Vale en Argentina y "las fórmulas de las que yo tuve conocimiento me parecen muy buenas", por lo que no descartó "la esperanza de que se pueda llegar a un acuerdo".

Por otra parte, dijo que "la disminución de la actividad de Petrobras en la Argentina corresponde a la disminución de la actividad de Petrobras en otras partes del mundo".

"Petrobras tiene que concentrarse en la extracción del Presal (los yacimientos en aguas profundas), que va a ser una fuente extraordinaria para el país. Para que se tenga idea, las inversiones que Petrobras hará en los próximos años en eso son del orden de los 250 mil millones de dólares", señaló.

En cuanto a la unidad regional, observó que "estamos frente a una situación internacional muy compleja; nosotros tenemos también nuestros problemas, pero infinitamente menos graves que los de Europa. Todas las negociaciones comerciales van a estar fuertemente influenciadas por esa situación internacional".

"Tenemos algunas cartas de triunfo -aseguró-, como una poderosísima agricultura en un mundo que necesita alimentarse, un mercado muy significativo, una reserva energética gigantesca y gran biodiversidad, incluso poco explotada".

Respecto del rol de Brasil en el Brics, señaló que "Brasil solamente tendrá peso en el Brics en la medida en que mantenga sólidas alianzas en América del Sur", concluyó.