Manado, Indonesia. Ministros de Economía de los países que integran la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, Asean, anunciaron este sábado su temor por la inminente desaceleración económica que se prevé en la región tras la disminución del gasto público que se implementará en los Estados Unidos y los problemas que vive la Eurozona con la crisis griega.

Para los diez países que integran la confederación y que se reúnen actualmente en Manado, Indonesia, la progresión en el crecimiento de su Producto Interno Bruto, PIB, que llegó al 7,5% en 2010, caería el 2011 al 6%.

Adicionalmente, dicen, se enfrentan problemas para el manejo de la duda soberana y para la producción de alimentos, que padecen de una carestía derivada del incremento en los precios de sus materias primas.

Los jefes de las carteras económicas de estas naciones concluyeron además que la suma de todas estas problemáticas ha generado un visible nerviosismo en los mercados financieros, dramatizando aún más el panorama.

El crecimiento de los países miembros de la Asean podría situarse entre 5,7% y 6,4% en 2011, pues los intercambios y las inversiones en el interior de esta región deberían compensar la debilidad de los países desarrollados.

La asociación está integrada por Singapur, Indonesia, Tailandia, Malasia, Filipinas, Camboya, Laos, Vietnam, Birmana y el sultanato de Brunei.