Lima. El alza continua del dólar en el mercado cambiario frente al nuevo sol peruano no tendrá impacto importante en el sistema financiero de este país, afirmó este lunes el gerente de Estudios Económicos y Estadística de la Asociación de Bancos del Perú (ABP), Alberto Morisaki Cáceres.

"No hay un efecto importante, los bancos están calzados en monedas, en plazos, eso es lo que buscan y a eso esta orientado para estar cubiertos ante movimientos bruscos del cambio", subrayó en una entrevista con Xinhua.

Las declaraciones del alto funcionario se dieron en el marco de una continua apreciación de esta divisa internacional frente a la moneda peruana, que en el 2014 inició enero a 2,80 nuevos soles y al finalizar el año cerró su cotización en 2,98 nuevos soles.

Morizaki sostuvo que entre los sectores que sí serían afectados directamente por la fluctuación alcista del dólar serían las personas o empresas que tienen deudas en dólares, lo que motivado al gobierno y a la banca peruana a adoptar algunas medidas preventivas.

"Entonces ahí en línea con lo que el gobierno ha adoptado, los bancos están haciendo que las mejores condiciones de los créditos de los bancos sean en soles, sobre todo para las personas que ganan en soles, considerando los créditos de mediano y largo plazo, tanto en créditos hipotecarios como vehiculares, entre 15 a 3 años, respectivamente", anotó.

Con respecto al proceso de desdolarización impulsado por el gobierno peruano, a través del Banco Central de Reserva (BCR), el alto directivo de la ABP precisó que durante los primeros días de enero de este año se han dictado medidas para mejorar las condiciones financieras que ofrecen los bancos peruanos en soles.

Explicó que el aumento del tipo de cambio puede hacer que algunas de estas personas o empresas tengan dificultades para pagar, si sube mucho, ahí sí debemos buscar el otorgar financiamiento en soles", anotó.

Según Morizaki, pese al alza del dólar y algunas implicancias, durante el 2014 el crédito en la banca peruana creció 10%, tres veces más que el crecimiento económico del país, que proyecta una expansión del Producto Bruto Interno (PBI) cercana al 3%, menos del 5,02% del 2013 (Datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática).

Indicó que también registró un nivel de mora bajo, menos del 2,5% y en los últimos meses con una estabilización de la cartera deteriorada, con niveles de apalancamiento de solvencia de capital altos, mucho más de lo que pide la Superintendencia de Banca y Seguros y mucho más la que recomienda el Comité de Basilea.

Con respecto al proceso de desdolarización impulsado por el gobierno peruano, a través del Banco Central de Reserva (BCR), el alto directivo de la ABP precisó que durante los primeros días de enero de este año se han dictado medidas para mejorar las condiciones financieras que ofrecen los bancos peruanos en soles.

"Con la disminución del encaje en moneda nacional el gobierno busca darle más liquidez a los bancos en moneda nacional y, por otro lado, está fomentando el encaje para los bancos que tengan una cartera de crédito que viene aumentando con respecto a un mes base como febrero o septiembre", dijo.

Las nuevas medidas del BCR le recuerda a la banca que si su cartera de créditos en dólares no baja en 5% o en 10% con respecto a la cartera que tenía en febrero o septiembre del 2013, dependiendo del tipo de crédito, tendrá que encajar más buscando que la mayoría de créditos sean en soles, lo que hace más costoso otorgar créditos en dólares.

También sostuvo las alternativas que pueden ofrecer los bancos en materia de créditos en dólares, facilitando la posibilidad de cambiar sus deudas en soles, aunque no hay publicidad sobre esta operación, pero sí existe.

"Hay que considerar que en nivel de dolarización crediticia en Perú está alrededor del 40%, que es alta", dijo.

Sin embargo, precisó que si se compara con las décadas pasadas de los años 1980 y 1990, es mucho menos porque en esas épocas el nivel de dolarización en Perú llegaba alrededor del 90%.

"Igual si lo comparamos con los países de la Alianza del Pacífico, Chile, Colombia y México, me parece que las cifras están alrededor del 10%, lo que evidencia que 40% todavía es alto", expresó.

Con respecto al impacto de la política monetaria de Estados Unidos, este año, dada la condición de su economía que está mejor, se tiene previsto que empiece a quitar el estímulo monetario y aumenten las tasas de referencia este año, impulsando en costo de las operaciones en dólares.

"Sin embargo, la alta competencia que hay en el mercado peruano, en lo que es banca es muy agresiva, sobre todo en corporativos que son en dólares para las grandes empresas", subrayó.

Asimismo, explicó que el desarrollo de megaproyectos como la Línea 2 del Metro de Lima y la construcción del Gaseoducto del Sur Peruano (GSP), entre otros, tendrán impactos importantes en el sistema financiero.

Al referirse a la expansión de la banca peruana en la región latinoamericana, Morizaki sostuvo que sus actividades se han expandido con representaciones diversas hacia Bolivia, México, Colombia y Panamá.

Puntualizó que entre los países latinoamericanos, el sistema financiero peruano es una de las más sólidas y el ratio de morosidad, en comparación con otros países, es menor. Adicionalmente la cartera de créditos crece y se estima que terminará este año con una expansión de 10%.

Chile tiene un nivel de penetración de la banca de 80%, en Colombia y Perú se encuentra en cerca del 30%, con un campo de expansión entre la pequeña y mediana empresa sin crédito.