El 21,8% de la población española vivía el año pasado por debajo del umbral de la pobreza, 1,1 puntos porcentuales más que en 2009, informó el Instituto Nacional de Estadística (INE) en Madrid.

La principal causa del aumento de la pobreza es el desempleo, que se incrementó en 370.000 personas el año pasado, y alcanza hoy a 4,6 millones de personas.

De acuerdo con el criterio aplicado por el INE, para un hogar de un sólo adulto, el umbral de la pobreza se ubica en un ingreso de 7.533,3 euros al año, mientras que para uno de dos adultos, el límite sube a 11.300 euros.

El nivel de ingresos de los españoles se redujo 4,4% en 2010, a 9.371 euros por persona, de acuerdo con la Encuesta de Condiciones de Vida del INE, a la que se remite la agencia de noticias Dpa.

Por regiones, la pobreza afecta más a Extremadura (38%), Canarias (31%) y Andalucía (30%); y menos a Navarra (7,3%), País Vasco (11,6%) y Asturias (12,3%).