Washington. Los inicios de construcción de casas en Estados Unidos se incrementaron a un máximo en un año y medio en abril, pero los permisos para edificar cayeron a un mínimo en seis meses, lo que sugiere que la recuperación del mercado inmobiliario seguirá siendo lenta.

El Departamento de Comercio dijo este martes que los inicios de construcción de viviendas subieron un 5,8% a una tasa anual ajustada estacionalmente de 672.000 unidades, probablemente apoyados por el entonces inminente vencimiento de un beneficio tributario a los compradores de casas.

La cifra de inicios de viviendas de marzo fue revisada a un incremento del 5%, tras haber sido reportada originalmente como un incremento del 1,6%.

Apoya crecimiento del país. Los analistas consultados por Reuters esperaban que los inicios de construcción de viviendas subieran a una tasa de 650.000 unidades. Comparados con abril del año pasado, los inicios treparon un 40,9%, el mayor incremento desde marzo de 1994.

"Aún es una recuperación muy modesta en la vivienda, no es una recuperación en forma de 'V', pero está apoyando el crecimiento ahora, lo cual es una buena noticia", dijo Kurt Karl, economista jefe de Swiss Re, en Nueva York.

La construcción de casas unifamiliares subió un 10,2% en abril a una tasa anual de 593.000 unidades tras un alza del 2,1% en marzo. Los inicios de viviendas multifamiliares se desplomaron un 18,6% a un ritmo anual de 79.000 unidades, revirtiendo parcialmente la subida del 24,4% vista en marzo.

La Asociación Nacional de Constructores de Vivienda dijo el lunes que la confianza entre los empresarios del sector anotó su mayor nivel en más de dos años y medio durante mayo, impulsada por los efectos del crédito fiscal a los compradores de vivienda y una economía en recuperación.  

En una señal de que la recuperación económica aún no está generando presiones inflacionarias, el Departamento de Trabajo informó el martes que los precios pagados por las fábricas y las granjas estadounidenses cayeron en 0,1% en abril tras haber subido un 0,7% en marzo. Los analistas esperaban un alza de 0,1%.

Los futuros de las acciones mantuvieron sus alzas tras los datos para luego abrir en terreno positivo, mientras que los precios de los bonos del Tesoro permanecieron estables y el dólar siguió en baja frente al euro.