Brasilia. El gobierno de Brasil mantiene su proyección de crecimiento económico del país para 2010 en 6,5% a pesar de una reciente desaceleración de la actividad industrial, señaló este martes el Ministerio de Hacienda.

En su último informe económico periódico, "Economía Brasileña en Perspectiva", el ministerio informó que espera que la economía se expanda en una tasa anual promedio de alrededor del 5,7% entre 2010 y 2014.

La proyección de crecimiento del ministerio para 2010 es ligeramente inferior a las recientes estimaciones de mercado de una expansión para 2010 cercano al 7,1%, según sondeos del banco central.

En el informe, el ministerio mantuvo su estimación para la inflación al consumidor IPCA de 2010 en un 5,2%.

Brasil registró una inflación IPCA a 12 meses del 4,6% a julio debido a la caída en los precios locales de los alimentos.

El gobierno fijó metas para la inflación IPCA del 4,5% para 2010 y 2011.

Adicionalmente, el gobierno aumentó su estimación para el déficit de cuenta corriente de 2010 a US$46.000 millones, frente a los US$42.000 millones previos. El gobierno indicó que el déficit terminaría este año en el equivalente del 2,3% del producto interno bruto. La estimación del déficit de 2010 se basa en una proyección de un superávit comercial de US$17.000 millones.

Para 2011, el gobierno amplió su estimación del déficit de cuenta corriente de US$50.000 millones a US$56.000 millones. Esa cifra debería ser equivalente al 2,6% del PIB, indicó el ministerio.