Washington. El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, dijo este jueves que los bancos deben ser capaces de tomar algún riesgo para ayudar a sus clientes y sería un error remover su capacidad de hacerlo.

Algunos senadores demócratas que analizan la reforma financiera impulsada por el presidente de Estados Unidos han llamado a que los bancos sean obligados a separar sus mesas de swaps para reducir los niveles de riesgo que adoptan. La industria bancaria y los republicanos se oponen a eso.

El Tesoro reveló un extracto del testimonio que Geithner tiene previsto presentar ante la Comisión Investigadora de la Crisis Financiera en la cual dice que es incorrecto pensar que esa estabilidad viene de los bancos que están completamente aislados del riesgo.

"La lección de esta crisis (...) es que no podemos mantener segura a la economía al adoptar funciones fundamentales del negocio de la banca, funciones necesarias para ayudar a elevar el capital de las empresas y ayudar a los negocios de cobertura de riesgo, y sacarlos fuera de los bancos, y fuera del alcance de una regulación fuerte", explicó Geithner.

El Gobierno no ha adoptado aún una posición pública sobre si siente que los bancos deben ser obligados a escindir sus mesas de swaps.

Un swap es un contrato financiera en la cual dos partes intercambian flujos de efectivo por deuda, monedas u otros activos, normalmente para cubrir riesgos, y son altamente rentables para los bancos.