Los planes de la zona euro de incrementar el tamaño de su cortafuegos parecen absolutamente creíbles, dijo este sábado el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vitor Constancio.

Los ministros de Finanzas de la zona euro acordaron el viernes incrementar sus fondos de emergencia a 700.000 millones de euros a fin de evitar una nueva crisis de deuda soberana en Europa, lo que provocó una positiva reacción inicial de los mercados y del grupo de G-20 compuesto por grandes economías.

"Vemos el cortafuegos como algo absolutamente creíble", dijo Constancio en una conferencia de prensa luego de una reunión realizada el sábado con ministros de Finanzas y banqueros centrales de Europa.