El ministro de Economía afirmó que la sentencia del juez neoyorquino a favor de los acreedores 'me too' por US$5.400 millones fue el resultado de que Argentina "se plantó en su posición en la defensa de los intereses del país".

"Me parece que lo que se está cumpliendo es paso a paso el diagnóstico del Gobierno, lo que dijimos que iba a pasar, está ocurriendo", expresó Kicillof mañana en declaraciones a Radio 10.

"Se adelantó la situación justamente por que Argentina se plantó en su posición en la defensa de los intereses del país y no le pagó los 1.600 millones (a los acreedores beneficiados por la primer sentencia de Griesa), entonces ahora aparecieron los famosos 'me too'", precisó el titular del Palacio Hacienda.

Kicillof aludió además a "los economistas de la oposición" que recomendaban un pago inmediato a los fondos buitres.

"Todos decían es muy poquito 1.600 millones páguenlo, no sean obstinados, no sean cabeza dura páguenle a los buitres lo que piden y se arregla el problema, y era claro que era mentira por que después de esos 1.600 millones iban a llegar señores con bonos comprados tan baratos como los buitres pidiéndole a Griesa que le reconozca lo mismo", agregó.

Al respecto, el funcionario comentó: "Fue una trampa muy vean armada en la que cayeron como chorlitos".

También calificó a Paul Singer -titular del fondo Elliot Management- como "el mayor 'me too'", ya que lo consideró responsable de querer crear un "embudo" para pagarle a los fondos buitres 1.600 millones de dólares "con un descuento menor como el 15 o el 30% para que después aparecieran todos los demás facturitas".

Por último, el Ministro de Economía pidió asumir la discusión "con mucha responsabilidad" y advirtió que los fondos van a ser "corridos por el propio sector financiero porque la mayoría del sector financiero, incluso el FMI se da cuenta del desastre que están armando".