La inflación general anual al cierre de febrero descendió ligeramente hasta 3% desde 3,07% en enero, alcanzando el objetivo puntual de inflación del Banco de México (Banxico).

Indicadores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) precisan que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró en febrero un alza mensual de 0,19%, lo que se compara favorablemente con el 0,25% registrado en el mismo mes del año pasado.

Precisan que la inflación subyacente se incrementó marginalmente, hasta 2,4% desde 2,34% un mes antes, por lo que se trata del tercer nivel más bajo en la historia del indicador.

Economistas de Banamex anticipan que en los tres meses siguientes la inflación anual se ubique en promedio ligeramente por arriba de 3%.

Gabriela Montiel, economista de Scotiabank, resaltó que “con la condición de que la moderación de la inflación general no sea originada por una menor actividad económica, resulta positivo que por segundo mes en línea ésta se encuentre dentro del centro del rango objetivo de tres por ciento más, menos uno por ciento de Banxico”.

“Así esperamos que ante este resultado, la disminución de precios beneficie a los consumidores para que puedan gastar más y así se comience a recuperar el consumo privado”, comentó en un análisis.

Los especialistas del banco señalan que la reducción mensual de los precios agropecuarios de 0.88 por ciento, tuvo una incidencia negativa de ocho puntos base sobre el avance mensual de la inflación en febrero.

“Vale la pena mencionar que de los diez productos que más bajaron su precio en el mes, ocho corresponden a los bienes agropecuarios. Sin embargo, debe notarse que, desde nuestra lectura, esta contribución hacia un menor crecimiento de los precios es sólo temporal.

“Anticipamos una reversión de los precios de la mayor parte de los productos que marcaron una caída importante, y en adición, ya se observa desde la segunda quincena de febrero una tendencia alcista en algunos precios de productos importantes como el del huevo, el jitomate y la carne de res.

“Anticipamos que la inflación general se incrementará ligeramente en los próximos meses. Si bien los precios de los bienes agropecuarios presionarán la inflación al alza en las semanas siguientes, otros elementos como los más bajos precios de la energía compensarán casi totalmente este efecto”, comentaron.

Debido a ello, añadieron, es por lo que prevén que en los siguientes tres meses los precios otra vez estarán ligeramente por arriba del tres por ciento.

Expertos señalaron que la depreciación del peso mexicano en los últimos meses habría hecho más costosa la adquisición de mercancías del exterior o de los insumos necesarios para producirlas.