El presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, desestimó las proyecciones macroeconómicas del FMI al señalar que es la población venezolana quien debe sacar cuentas.

"Allá ellos con su metodología (...) Esto se está convirtiendo más o menos en apuesta, hay que ver lo que dice y lo que sucede, por ahí ya dijeron una cosa medio extraña, que vamos a estar en 23%, esto no es entendible desde el punto de vista matemático", acotó el funcionario.

De acuerdo al informe anual del FMI, Venezuela tendrá un incremento de los precios de 23,2% en 2012 y llegará al 28,8% el año próximo. También pronosticó que la economía venezolana crecerá este año a 5,7% y en menor medida en 2013 a 3,3%.

El directivo aseguró que lo que debe hacer la sociedad venezolana es "trabajar duro" para tratar de llevar el Índice Nacional de Precios al Consumidor (Inpc) a un solo dígito en los próximos años. Además de producir más, "evitar las especulaciones, y bueno todo lo que tiene que ver con esta variable tan dura de la economía venezolana".