El Banco Central del Paraguay (BCP) probablemente se verá obligado a levantar su tasa de interés de referencia a mediados del presente año, tomando en consideración el impulso que tomaría la economía de nuestro país para los meses de junio y julio, según explicó Germán Rojas, ex presidente de la autoridad monetaria y actual vicepresidente del Sudameris Bank.

Además del sistema tradicional de ingreso de divisas por la vía de las exportaciones, de nuestros productos agrícolas en estado natural y elaborados, también se debe considerar el esfuerzo que se está haciendo desde el Estado con la emisión de títulos de deuda.

Aparte de los US$500 millones colocados afuera a mediados de enero de 2013, el ministerio de Hacienda lanzó bonos del Tesoro por valor de 400.000 millones de guaraníes (US$102 millones) en el sistema financiero interno a fin de recaudar fondos que le permitirán pagar cuotas de la deuda pública y cubrir algunos gastos de capital.

Liquidez

Consultado sobre si no observan fallas en los mecanismos de transmisión que finalmente afectan las tasas de los créditos ofrecidos al público, Rojas dijo que no cuentan con la liquidez suficiente para atender la demanda de sus clientes, aunque esa situación no representa un problema mayor porque se traduce en cierta medida en un freno a la hora de someter a análisis los pedidos recibidos.

Cabe recordar que solo en el primer mes de este año el BCP retiró 3,097 billones de guaraníes del mercado, que equivalen a US$704 millones en una de las primeras medidas para combatir la inflación. Fue mediante la colocación de sus instrumentos de regulación monetaria (IRM) en el sistema financiero.

El hecho de que los negocios de consumo estén con una mayor morosidad en comparación a otros periodos, es un indicador que muestra a un consumidor con cierta saturación por tantas cuentas, señaló Rojas.

Tasas se mantienen

A principios de enero de este año el BCP resolvió mantener su tasa de interés de política monetaria en 5,5% anual, por quinto mes consecutivo, pero redujo el plazo de 14 días a un día, anticipando medidas para controlar el exceso de liquidez esperado para el presente ejercicio.

Con esto, el Banco Central prevé una política monetaria más restrictiva, dirigida a controlar la inflación en el 2013 ante la expectativa de un crecimiento del 10,5% de la economía luego de una contracción del 1,2% en el 2012.

El Comité Ejecutivo de Operaciones de Mercado Abierto (Ceoma) anunció en un comunicado que observa “la completa reversión del ciclo recesivo a uno expansivo con una tendencia de consolidación del crecimiento de la demanda agregada interna por encima del crecimiento potencial de la economía”.

Más restrictivo. El perfil de la política monetaria en general para el 2013 será más restrictivo que en el 2012, aunque la intensidad del cambio se dará conforme a las estimaciones del comportamiento adelantado de la economía”, añadió.

Adicionalmente, adelantó que prevé para este año un incremento sustancial en el ingreso de divisas debido a que los precios de las materias primas se mantienen elevados, además de la apertura de mercados de exportación.

Paraguay es el cuarto exportador mundial de soja y espera una cosecha de unas 8 millones de toneladas este año –casi el doble de la obtenida en el 2012–, y un mayor dinamismo de las exportaciones de carne vacuna luego de haberse contraído debido a un brote de fiebre aftosa registrado a finales del 2011.

El país cerró el 2012 con una inflación de 4%, por debajo de la banda de referencia fijada por el Banco Central, y mantiene para este año una meta del 5%, con un margen de tolerancia de 2,5 puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.