De acuerdo con las explicaciones brindadas por los técnicos de la banca matriz, se mantiene la proyección de una retracción económica del 1,5% para este año con base en las estimaciones del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de la campaña agrícola 2011/2012 que registra importantes caídas en los rendimientos de los principales cultivos, situación que provoca un fuerte impacto negativo en la economía en su conjunto.

Conforme a los últimos datos del MAG, se confirmaron las drásticas disminuciones en la producción de soja, maíz, mandioca, poroto, por mencionar algunos rubros, por lo que todavía se observa una fuerte dependencia de dicho sector en nuestra economía. En ese sentido, se espera que el sector primario se contraiga un 20,6%, superior incluso al registrado en el año 2009 cuando el sector experimentó una caída del 17,2% debido a la fuerte sequía que se dio en ese año. Al efecto de la sequía en el resultado económico 2012 se debe sumar además la baja en el sector cárnico por el rebrote de la fiebre aftosa.

Lamentablemente no se pudo atenuar la caída como se esperaba que suceda en esta revisión, tras la estimación de abril pasado, ya que no se obtuvo el rendimiento esperado en el rubro de las construcciones, por el contrario, la producción de cemento registró una desaceleración del 4,7% a julio de este año. Por otro lado, un fuerte aumento en el consumo público (19%), producto de los incrementos salariales, diluyeron aún más las posibilidades de suavizar dicha caída. Aunque el impacto negativo podría disminuir hacia fin del periodo, en función de la recuperación del estatus sanitario de país libre de fiebre aftosa con régimen de vacunación.

Recuperación. No obstante, las primeras señales desde el campo muestran una mejoría en el rendimiento del sector primario, lo que impactará en un crecimiento del PIB cercano al 10% e incluso superior. La mejora en el desempeño económico para el año 2013 se asocia principalmente al aumento de la producción agrícola, de la mano de la “superzafra” sojera estimada para la campaña 2012/2013.

A ello se suma, la recuperación esperada del mercado chileno para la exportación del rubro cárnico, con la habilitación del mercado ruso a la carne enfriada de Paraguay, así como de una mejora de los precios de exportación. Se espera además la reactivación del sector de las construcciones mediante los planes económicos del gobierno relacionados al financiamiento de obras de infraestructura, vía emisión de bonos soberanos.