Santiago. “Vamos a priorizar nuestras acciones y adaptarlas a las factibilidades financieras y técnicas”, señaló este viernes la PresidentaMichelle Bachelet al explicar la forma en que sacará adelante sus compromisos de Gobierno en momento de desaceleración económica.

En un almuerzo con los integrantes del Council of the Americas y Americas Society en Nueva York, la Jefa de Estado subrayó que “aunque no renunciaremos a avanzar hacia el horizonte de las reformas, la gradualidad caracterizará nuestros próximos pasos”.

Durante su exposición resaltó que el objetivo primordial de su mandato es avanzar en favor de mayor equidad, “no sólo porque es justo, también porque es necesario para nuestra convivencia y para la proyección de nuestra economía”.

La máxima autoridad del país analizó la situación del país y explicar las principales transformaciones sociales que está llevando a cabo su administración. Recordó que entre los años 2003 y 2012, Chile experimentó altas tasas de crecimiento, producto de la vigorosa demanda por materias primas y los elevados precios con que éstas se transaban en los mercados internacionales, principalmente el cobre.

“Este período nos dejó resultados económicos muy favorables y aprendizajes valiosos”, dijo, añadiendo que “estas decisiones nos permiten contar hoy con una economía sana, con una clase media más extendida y con índices de pobreza reducidos. Al mismo tiempo, nos ha permitido que tengamos derechos sociales responsablemente financiados”.

Refiriéndose al modo en que han ido cambiando las prioridades del país, la Jefa de Estado indicó que “antes las demandas se concentraban en cobertura y acceso a los servicios públicos; hoy el énfasis está puesto en exigir calidad de los servicios y equidad en la distribución de la riqueza”.

“Buscamos cerrar brechas de desigualdad -en las oportunidades, entre hombres y mujeres, pero también entre las regiones- y a la vez crear mejores condiciones para nuestro desarrollo”, enfatizó.

Posteriormente, relevó las reformas e iniciativas que está llevando a cabo en educación, cuidado del medio ambiente, economía, derechos laborales y la Agenda de Transparencia contra la corrupción.

En esa línea, la máxima autoridad del país explicó que “se trata de caminos convergentes. Nos hemos propuesto avanzar en favor de mayor equidad, no sólo porque es justo, también porque es necesario para nuestra convivencia y para la proyección de nuestra economía”. Y agregó que “como muestra la experiencia comparada, será muy difícil dar un paso cualitativo en el desarrollo, incluso en la economía, si no hay más igualdad y cohesión en las relaciones sociales”.

La Presidenta subrayó que “toda nuestras reformas han sido procesadas en el marco de las instituciones democráticas”, y sostuvo que “lo más importante es que el beneficio será para todos; para empresarios, trabajadores y estudiantes”.