El Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII) se centrará en la infraestructura y cooperará con las instituciones multilaterales existentes, tales como el Banco Mundial (BM) y el Banco Asiático de Desarrollo (BAD), afirmó en esta capital Zhu Guangyao, viceministro chino de Finanzas.

"Este banco se centrará únicamente en la infraestructura. Su propósito no podrá ser cambiado", explicó Zhu sobre la nueva institución multilateral propuesta por China en el Consejo Atlántico, grupo estratégico con sede en Washington D.C., al margen de las presentes reuniones de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el BM.

Existe una "verdadera brecha" en la inversión en infraestructura en Asia, apuntó el viceministro chino, quien resaltó que la India y otros países del continente enfrentan actualmente el mismo desafío del cuello de botella en infraestructura.

Con un capital inicial suscrito de US$50 mil millones estadounidenses y un capital autorizado previsto de US$100.000 millones, China es consciente de que el banco y sus miembros no pueden superar por sí solos la escasez de fondos, subrayó.

El BAII intentará desempeñar un papel complementario junto a los bancos de desarrollo multilaterales existentes, y China da la bienvenida al BM y al BAD para que incrementen la inversión en infraestructuras, señaló Zhu.

Asimismo reiteró el compromiso de China con el actual orden financiero global creado por el BM y el FMI en su capacidad de instituciones de Bretton Woods, destacando que China es un miembro clave del FMI y el BM.