Santiago. El ministro de Economía, Fomento y Turismo de Chile, José Ramón Valente, aseguró este viernes que si hay una guerra comercial entre Estados Unidos y China, "probablemente" se verá una reducción del crecimiento económico mundial, lo que le "pega muy mal a Chile" en el mediano plazo.

"Chile es un país muy abierto al mundo y requiere un mundo pujante creciente para que haya demanda por nuestros productos de exportación. El mundo está creciendo aproximadamente a tasa de 3,5% a 3,6%, este año está bastante garantizado, pero sí podría notarse el efecto en el mediano plazo", aseguró Valente a Xinhua en un encuentro con corresponsales extranjeros.

"Hasta el momento han sido escaramuzas y no hay realmente una guerra desatada, pero sí está escalando el conflicto comercial y podría llegar; eso podría hacer que la economía mundial crezca menos y nos pegue más", afirmó.

Valente detalló que este conflicto económico no tendrá un efecto negativo muy claro en el corto plazo.

"Cuando tú pones barreras al comercio entre China y Estados Unidos, lo que haces es desviar comercio. Comercio que iba de Estados Unidos a China tiene que encontrar otro lugar. Y obviamente lo encuentra en países como Chile u otros que son bien abiertos y por lo tanto reduce precios", indicó.

"Hasta el momento han sido escaramuzas y no hay realmente una guerra desatada, pero sí está escalando el conflicto comercial y podría llegar; eso podría hacer que la economía mundial crezca menos y nos pegue más", afirmó José Ramón Valente.

Y agregó que la misma situación ocurre con el comercio que iba de China a Estados Unidos tiene que desviarse hacia otros países.

"Eso produce una deflación de los precios de los bienes a los cuales se les puso ese arancel. Y van a llegar más baratos a Chile. Desde el punto de vista de la competencia en la economía local, las empresas chilenas van a ser afectadas".

Aunque, según Valente, en el corto plazo los consumidores chilenos serán beneficiados por la reducción de los precios de todos esos bienes a los cuales se les haya puesto arancel en ambas partes.

Para Valente, Trump está utilizando en la actualidad la "estrategia de guerra" con la que "la forma de lograr objetivos es que Usted pone a las tropas en el campo de batalla y se centra a negociar con las tropas".

El ministro también advirtió que puede que esta estrategia vaya escalando y finalmente si nadie cede "terminemos con el comercio más cerrado".

"Chile tiene una vocación de ser un país muy abierto al mundo y no se ve que haya cambios" y complementó que mantenerse abierto ayudará al país a incorporar tecnologías y oportunidades de forma más rápida.

En cuanto al acuerdo que logró la empresa privada china Tianqi Lithium Corporation para comprar alrededor del 24% de la minera chilena Sociedad Química y Minera (SQM), en mayo pasado, Valente reiteró que Chile "no discrimina desde el punto de vista del origen de los inversionistas".

SQM es una de las mineras de litio más importantes del mundo.

"Lo quiero dejar bien en claro, el ingreso de una compañía china a un porcentaje minoritario de la propiedad de SQM no nos preocupa desde el punto de vista de que creemos que está completamente en línea con la institucionalidad del país", señaló.