Ciudad de México. La tasa de desocupación en el país se ubicó en 3.4 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) durante diciembre pasado, cifra inferior a 4.0 por ciento reportado en igual mes de 2015, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esto significa que el número de mexicanos desempleados pasó de dos millones 161 mil 724 en el último mes de 2015, a un millón 999 mil 594 en igual mes de 2016, lo que significa una reducción de 162 mil 130 personas.

Esta mejoría en el mercado laboral se complementó con la caída en la tasa de informalidad laboral, la cual contabiliza a los mexicanos que laboran en condiciones de vulnerabilidad debido a que carecen de contrato escrito así como de prestaciones obligatorias como el acceso a instituciones de salud y ahorro para el retiro, la cual pasó de 58.1 por ciento de la población ocupada en diciembre de 2015 a 56.7 por ciento en igual mes de 2016.

La tasa de ocupación en el sector informal, por su parte, la cual se refiere a todas las personas que trabajan para unidades económicas no agropecuarias operadas sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar o de la persona que encabeza la actividad sin que se constituya como empresa, pasó de 27.8 por ciento durante el décimo segundo mes de 2015 a 27.9 por ciento en diciembre de 2016.

De la Población Económicamente Activa (PEA), 96.2% estuvo ocupada en el mes de referencia; sin embargo, a su interior se manifiesta un subuniverso de personas que declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas. Durante diciembre pasado, con cifras desestacionalizadas, las personas subocupadas representaron 6.8% de la población ocupada, porcentaje inferior al 7.1% reportado en el mes que le precede”.

El desempleo de hombres mexicanos no mostró variación mensual y permaneció en 3.7 por ciento, mientras que en las mujeres aumentó a 3.9 por ciento en diciembre de 2016.