La inflación anual de los alimentos bajó a 8,9% en diciembre de 2012 en América Latina y el Caribe, informó la oficina regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO).

"La inflación anual regional de los alimentos bajó a 8,9% en diciembre de 2012, en gran medida luego de que los problemas causados por la sequía en Estados Unidos resultaran ser menos severos de lo que inicialmente se estimó", señaló el organismo.

El Informe destacó que la inflación de los alimentos en la mayoría de los países de la región es mayor a sus respectivas tasas de inflación general, algo consistente con la mayor volatilidad que caracteriza al mercado de alimentos.

También resaltó que en la mayoría de los países las tasas de inflación, general y de alimentos, fueron menores a finales de 2012, respecto a sus niveles observados en 2011.

Las excepciones fueron Argentina, Brasil, Honduras, México y Uruguay, donde la inflación de los alimentos fue mayor que en 2011.

En América Central, la inflación anual de los alimentos para la mayoría de los países fue notoriamente menor en 2012 con respecto a sus valores de 2011.

En países como Costa Rica y El Salvador, por ejemplo, los niveles de inflación de los alimentos a finales de 2012 fueron menores a un tercio de lo que registraron al cierre de 2011.

También disminuyeron en Nicaragua y Panamá, pero los cambios no fueron tan pronunciados.

En Honduras y México las trayectorias de inflación mostraron cambios similares, pero se mantuvieron muy similares a los de 2011.

En la gran mayoría de los países sudamericanos se observaron signos de desaceleración en el nivel general de precios y el nivel promedio de los precios de los alimentos.

Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Venezuela cerraron el año con tasas de inflación menores a las registradas durante 2011.

En contraste, Argentina, Brasil y Uruguay fueron la excepción a la reducción en las inflación anual de los alimentos.

En esos tres países la tasa se incrementó más de dos puntos porcentuales, con respecto a lo reportado para 2011.

En el Caribe, la isla de Aruba registró una deflación de casi 4% en el nivel general de precios durante 2012.

En República Dominicana las disminuciones superaron más de tres puntos porcentuales, tanto en la inflación anual general, como en la inflación anual de los alimentos.

Mientras que en Haití, ambas tasas registraron leves caídas con respecto a lo observado en 2011.