Río de Janeiro. Las inversiones extranjeras productivas en Brasil bajaron 30% en los primeros cuatro meses del año comparadas con las del mismo período del año pasado, para ubicarse en US$20.200 millones, informó el Banco Central.

El descenso es atribuido a la reforma tributaria realizada por el gobierno de Estados Unidos y a la lenta recuperación de la economía brasileña, indicó el informe del Banco Central "La Inversión Directa en el País (IDP)".

El informe contabiliza el desempeño de las adquisiciones y préstamos de matrices del exterior a sus filiales brasileñas.

La inversión retrocedió un 30% en el primer cuatrimestre del año, y la previsión es que aumente la caída en la comparación con 2017, según divulgó el diario "Folha de Sao Paulo".

En abril, el volumen de inversiones productivas de otros países sumó US$2.600 millones, el nivel más bajo registrado para el mes desde 2006, y US$2.900 millones menos que en abril de 2017.

Según explicó a Xinhua Renato Braga, economista de AGR Consultores, las inversiones extranjeras productivas en empresas brasileñas deben retroceder considerablemente este año por la situación que vive el país, de incertidumbre electoral, y por el escenario externo.

"Hay dos elementos que explican el descenso. El primero es el calendario político brasileño. Estamos en un año de elecciones y son de las más indefinidas que hemos tenido nunca. Nadie quiere arriesgarse a realizar una gran inversión en el país sin saber el gobierno que puede asumir meses después", comentó Braga.

El especialista también citó otra razón: "La decisión de Donald Trump de reducir los impuestos para las empresas instaladas en el país, del 35% al 21%, con el objetivo de que se queden y no se marchen, acaba repercutiendo en países emergentes como Brasil, que pierden atractivo y potencial y donde, en la mayoría de casos, la tasa impositiva para las compañías suele ser superior al 30%", afirmó.

"Brasil tiene actualmente una tasa de impuestos para las empresas de 34%. Tras la decisión de los Estados Unidos de reducir sus tarifas, hay varios países que ya han dicho que harán lo mismo, para no perder inversiones, por lo que es normal que haya menos inversiones este año", según Braga.