Los contratos de trabajo indefinido, definido, y por obra determinada, sufrieron una baja importante en Panamá el año 2010.
La sumatoria de estos tres segmentos demuestra que se produjeron 13.910 contratos menos hasta noviembre de 2010, comparado con el mismo periodo del año previo.

La Contraloría de la República, con base en las estadísticas suministradas por el ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, reporta que específicamente se trata de 206.793 nuevos contratos, contra las 220.703 solicitudes de empleo tramitadas durante los once primeros meses de 2009.

Esto se debería en parte a la escasez de mano de obra y al aumento del trabajo informal en el país, según economistas y empresarios consultados por el periódico Panamá América.

El nivel del desempleo panameño marcó uno de los puntajes más bajos de la historia. Hasta agosto del año pasado, se ubicó en 6,5%, cuando en igual periodo de 2009 este se situó en 6,6%.