Buenos Aires, Andina. La balanza comercial entre Perú y Argentina, que comprende las exportaciones e importaciones entre ambos países, sumará casi US$2.000 millones al cierre del 2011, estimó el ministro de Comercio Exterior y Turismo, José Luis Silva.

“Este año la balanza comercial va a llegar a cerca de US$2.000 millones, seguirá siendo muy superavitaria para Argentina pero poco a poco iremos trabajando para que las exportaciones peruanas puedan entrar con mayor libertad al mercado argentino”, declaró a la agencia Andina.

Mencionó que en los diálogos que tendrá con autoridades argentinas, en el marco de la Expo Perú que se inició este jueves en Buenos Aires, se espera lograr el levantamiento de las restricciones que ahora dificultan el ingreso de productos peruanos a ese mercado y dinamizar el comercio.

Subrayó que los empresarios peruanos quieren incrementar sus envíos a ese país por lo que se espera que las autoridades del gobierno argentino apoyen, por reciprocidad, que los productos peruanos circulen con normalidad en su mercado.

“Con este tipo de visitas, en las cuales los empresarios peruanos y argentinos se conocen, vamos a poder lograr que esta balanza se comience a hacer un poco más equitativa”, enfatizó.

Recordó que la balanza comercial bilateral sumó alrededor de US$1.300 millones en el 2010, de los cuales solo US$150 millones correspondieron a las exportaciones peruanas, y se espera que este año la balanza comercial crezca casi 40%.

Durante el foro empresarial “Perú y Argentina: Comercio e Inversión para el Desarrollo” de la Expo Perú, manifestó que la anterior crisis internacional provocó que el comercio bilateral caiga, pero ahora está mostrando nuevamente un incremento.

“Lo transado entre enero y julio del presente año (US$1.113 millones) es casi similar a lo transado en todo el 2010, lo cual nos dice que vamos a llegar a una cifra cercana a los US$2.000 millones en comercio bilateral”, indicó.

Según información del ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), el saldo comercial fue favorable para Argentina en US$895 millones, y dicho país es el octavo proveedor de Perú de productos en el mundo.

Ante un grupo de empresarios argentinos, Silva enfatizó que el gobierno peruano tiene la meta de que al 2016 se duplique el número de empresas exportadoras y que las partidas exportadas pasen de US$4.529 a más de US$5.000.

“Además pretendemos triplicar las exportaciones no tradicionales, pasando de US$7.700 millones a US$23,000 millones, todo en cinco años”, aseveró.