El sistema financiero chileno tiene niveles de capital para absorber la materialización de un escenario de tensión severo en medio de la desaceleración de la economía local, dijo este lunes el Banco Central.

En su Informe de Estabilidad Financiera (IEF), el organismo emisor destacó que el crecimiento de los créditos comerciales y de consumo han descendido acorde al menor dinamismo de la actividad.

"Los indicadores de la banca siguen saludables y los ejercicios de tensión muestran que los niveles de capital son suficientes para absorber la materialización de un escenario de estrés severo", estimó el organismo.

Además dijo que la situación financiera actual de empresas y hogares es algo menos holgada que en años previos, por lo que su fortaleza para enfrentar un deterioro del entorno macroeconómico nacional e internacional ha disminuido.

"Por ello se requiere que agentes evalúen apropiadamente sus decisiones de endeudamiento y otorgamiento de crédito", acotó.